TRASTORNO ORGÁSMICO FEMENINO 302.73 (F52.31)

 

Criterios diagnósticos DSM-V

  1. Por lo menos tiene que experimentar uno de los síntomas siguientes en casi todas o todas las ocasiones (aprox. 75-100%) de la actividad sexual (en situaciones y contextos concretos, o si es generalizada, en todos los contextos):
    1. Rechazo marcado, infrecuencia marcada o ausencia de orgasmo
    2. Reducción marcada, de la intensidad de las sensaciones orgásmicas
  2. Los síntomas del Criterio A han persistido durante unos seis meses como mínimo.
  3. Los síntomas del Criterio A provocan un malestar clínicamente significativo en la persona
  4. La disfunción sexual no se explica mejor por un trastorno mental no sexual o como consecuencia de una alteración grave en la relación (p.ej. violencia de género) u otros factores estresantes significativos y no se puede atribuir a los efectos de una sustancia/medicamento o a otra afección médica.

Especificar:

De por vida

Adquirido

Especificar:

Generalizado

Situacional

Especificar si:

Nunca experimentó un orgasmo en ninguna situación

Especificar la gravedad actual:

Leve

Moderada

Grave

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

En general, no se ha respaldado la asociación entre determinados patrones de rasgos de personalidad o de psicopatología específicos y la disfunción orgásmica.

Algunas de estas mujeres pueden tener mayores dificultades de comunicación en lo referente a cuestiones sexuales. Sin embargo, la satisfacción sexual global no se correlaciona de manera importante con la experimentación del orgasmo. Muchas mujeres refieren un alto grado de satisfacción sexual a pesar de que rara vez o nunca experimentan orgasmos.

Las dificultades orgásmicas en las mujeres aparecen a menudo junto con problemas relacionados con el interés y la excitación sexual.

Además de los subtipos de por vida/adquirido, generalizado/situacional, en la evaluación y el diagnóstico deben considerarse los 5 factores siguientes puesto que pueden ser relevantes para la etiología o el tratamiento:

  1. Factores de pareja (p.ej. problemas sexuales de pareja, estado de salud de la pareja)
  2. Factores de relación (p.ej. comunicación escasa, discrepancias en el deseo de mantener actividad sexual)
  3. Factores de vulnerabilidad individual (p.ej. imagen corporal mala, antecedentes de abuso sexual o emocional), comorbilidad psiquiátrica (p.ej. ansiedad, depresión) o factores de estrés (p.ej. pérdida del empleo, duelo)
  4. Factores culturales o religiosos (p. ej. inhibición en relación con prohibiciones de la actividad sexual, actitudes hacia la sexualidad)
  5. Factores médicos relevantes para el pronóstico, el curso o tratamiento.

Cada uno de estos factores puede contribuir de distinta manera a los síntomas que presentan las diferentes mujeres en este trastorno.