¿QUÉ ES LA TERAPIA EMDR?

Aunque esta terapia viene de EEUU, cada vez más psicólogos la utilizan en España, ya que la mayoría de los psicólogos son conscientes de que cuando existe un trauma, se produce una desconexión entre el pasado y el presente, entre las emociones y la cognición.

Esa ruptura dificulta los enfoques terapéuticos convencionales, haciendo que hablar o sacar a colación las viejas emociones, no solo ineficaz, sino que en ocasiones incluso puede llegar a sensibilizar más al paciente. Explicar el trauma no basta.

Por eso, una psicóloga californiana, comenzó a trabajar en una técnica revolucionaria denominada Eye Movement Desensitization and Reprocessing (EMDR).

Todo comenzó en 1987, mientras Francine Shapiro, investigadora “Senior” en el “Mental Research Institute” en Palo Alto, California, daba un paseo por el parque. Entonces se dio cuenta de que los pensamientos que la perturbaban habían desaparecido y, más tarde, cuando volvieron, ya no la molestaban como antes.

Al prestar más atención, se percató de que cuando un pensamiento perturbador acudía a su mente, sus ojos comenzaban a moverse rápidamente. Entonces comenzó a experimentar pensando en experiencias del pasado que aún la molestaban, mientras movía los ojos.

Después empezó a aplicar la técnica EMDR con sus pacientes, para ayudarles a procesar los recuerdos traumáticos. Sus resultados fueron excelentes ya que EMDR permite trabajar con el trauma reprocesándolo para dejar atrás las emociones dolorosas.

EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing) es un método utilizado en psicología que consiste en utilizar lo que se denomina “Estimulación Bilateral”.

Gracias al uso de la “estimulación bilateral” logramos la desensibilización de las situaciones traumáticas al producir una sincronización de los hemisferios cerebrales, lo que provoca el reprocesamiento de la información y la desaparición de la sintomatología.

Básicamente, se trata de que la persona evoque algún recuerdo de la situación traumática, mientras tanto, el terapeuta realiza una estimulación bilateral del cerebro del paciente. Hay diferentes maneras de hacer esto:

  1. inducir unos movimientos oculares rápidos, similares a los que se producen de manera espontánea durante la fase del sueño REM. Ese movimiento rítmico de los ojos ayuda a resolver los traumas emocionales.
  2. Realizando “tapping” (dando pequeños golpecitos en ambos lados del cuerpo).
  3. Mediante la alternancia de sonidos en ambos oídos.
  4. Mediante un aparato de EMDR que produce una suave vibración en ambas manos alternativamente.