ADQUISICIÓN DEL LENGUAJE Y LECTOESCRITURA EN LOS AÑOS ESCOLARES

En los primeros años de vida los niños dominan los rudimentos de la lengua materna. Esta consecución parece requerir pocos esfuerzos conscientes y se produce en una amplia variedad de contextos.

A los 3 años de edad la mayoría de los niños ya han adquirido un léxico amplio y variado. Encadenan palabras para formar expresiones, participan correctamente en conversaciones y hacen chistes sencillos. Empiezan a hablar de objetos y sucesos que no están en un contexto inmediato.

 

Cuando los niños alcanzan la etapa escolar, en torno a los 5 años, han adquirido un dominio del lenguaje relativamente sofisticado que ha llevado a creer que el lenguaje está completo. Sin embargo, aún quedan tareas importantes y desarrollos que son tan importantes como los primeros: conciencia metalingüística, discurso ampliado, mayor pericia en los aspectos fonológicos, semánticos, sintácticos y pragmáticos del lenguaje.

 

El desarrollo semántico, el vocabulario sigue creciendo durante los años escolares a un ritmo de aproximadamente 3.000 palabras cada año. La estimulación de los padres sigue siendo un factor importante, donde son importantes predictores la densidad y el contexto de palabras raras o sofisticadas, como vehículo, colesterol...Una parte importante del número de palabras nuevas proviene de la lectura, cuestión que ilustra la importancia de la alfabetización, así como la forma en que esta interactúa con el desarrollo continuo del lenguaje.

 

El desarrollo léxicotambién está relacionado con el conocimiento de palabras. Los niños que saben más sobre una amplia gama de temas adquieren nuevas palabras con más facilidad. Con la adquisición de palabras también aumentan la amplitud y profundización del conocimiento semántico. Y la incorporación de nuevas palabras al léxico también queda facilitada por la presencia de un léxico que ya es rico en sí.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DEL MALTRATO INFANTIL EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE?