TRASTORNO DE JUEGO POR INTERNET

 

Criterios propuestos DSM-V

Uso persistente y recurrente de internet para participar en juegos, a menudo con otros jugadores, que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo tal y como indican 5 (o más) de los siguientes en un período de 12 meses:

1.    Preocupación con los juegos de internet. (El individuo piensa en actividades de juego previas o anticipa jugar el próximo juego; internet se convierte en la actividad dominante de la vida diaria)

Nota: Este trastorno es diferente de las apuestas por internet, que se incluyen dentro del trastorno por juego

2.    Aparecen síntomas de abstinencia al quitarle los juegos por internet (Estos síntomas se describen típicamente como irritabilidad, ansiedad o tristeza pero no hay signos físicos de abstinencia farmacológica).

3.    Tolerancia (la necesidad de dedicar cada vez más tiempo a participar en juegos por internet)

4.    Intentos infructuosos de controlar la participación en juegos por internet

5.    Pérdida de interés por aficiones y entretenimientos previos como resultado de, y con la excepción de los juegos por internet.

6.    Se continúa con el uso excesivo de los juegos por internet, a pesar de saber los problemas psicosociales asociados.

7.    Ha engañado a miembros de su familia, terapeutas u otras personas en relación a la cantidad de tiempo que juega por internet.

8.    Uso de los juegos por internet para evadirse o aliviar un efecto negativo (p.ej., sentimientos de indefensión, culpa, ansiedad)

9.    Ha puesto en peligro o perdido una relación significativa, trabajo u oportunidad educativa o laboral debido a su participación en juegos por internet.

Nota: Se excluyen de este trastorno:

  • ·         Los juegos de internet que son de apuestas
  • ·         Las actividades requeridas en un negocio o trabajo
  • ·         Los usos recreativos o sociales de internet
  • ·         Las páginas sexuales de internet

Especificar la gravedad actual:

Puede ser leve, moderada o grave, dependiendo del grado de disrupción de las actividades habituales.

 

Referencia bibliográfica

Association, A. P. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. España: Editorial Médica Panamericana.