¿QUÉ ES Y CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DEL ABUSO SEXUAL?

 

¿Qué se entiende por abuso sexual infantil?

Se entiende por abuso sexual infantil la utilización del menor como objeto sexual con contacto físico (caricias, masturbación, penetración anal, genita o sexo oral) o sin él (exhibicionismo, voyeurismo, pornografía) por parte del adulto que intenta estimularse y satisfacerse sexualmente desde una relación asimétrica o de poder.

Indicadores de la víctima

  • Ropa interior rasgada
  • Dificultad para andar y sentarse
  • Dolor o picor en las zonas genitales que aumenta cuando orina o defeca
  • Restos de semen o sangre en el cuerpo o la ropa
  • Hematomas en la cara interna del muslo
  • Lesiones, desgarros o inflamación en el ano o la vulva
  • Miedo y/o rechazo a algún miembro de la familia
  • Cambios bruscos de conducta y conductas autodestructivas
  • Conductas regresivas (chuparse los dedos, orinarse...)
  • Tendencia al secretismo
  • Rechazo de caricias o contacto físico
  • Conductas seductoras o interés por la conducta sexual de los adultos
  • Conocimientos precoces sobre contenidos sexuales

Indicadores del maltratador

  • Antecedentes del maltrato en la infancia
  • Actitudes de sobreprotección y celo respeto al menor
  • Relaciones de pareja conflictivas
  • Trato de favor con la víctima mediante excesivos regalos o privilegios
  • Aislamiento y dificultades de relación social
  • Abuso de sustancias

Necesidad vulnerada

Necesidades emocionales y sociales

Consecuencias a corto plazo

a)    Física/biológicas

  • Alteraciones del sueño
  • Alteraciones de la alimentación
  • Problemas de control de esfínteres

b)   Psicológicas

  • Dificultades emocionales y conductuales: miedos, ansiedad, depresión, culpa, vergüenza, ira, baja autoestima, rechazo del cuerpo, retraimiento, desconfianza hacia figuras adultas, fugas del domicilio, autolesiones, hiperactividad, descenso del rendimiento escolar, consumo de sustancias, trastorno de estrés postraumático.
  • Dificultades sexuales: conocimiento sexual impropio de su edad, exhibicionismo, masturbación compulsiva o problemas de identidad sexual.

Consecuencias a largo plazo

a)    Física/biológicas

  • Sintomatología física relacionada con los problemas psicológicos de somatización y otras funciones fisiológicas básicas alimentación, sueño...
  • Efectos neurológicos: afectación de las funciones del eje hipotálamico-pituitario-adrenocortical y aumento de la sensibilidad a posteriores eventos traumáticos.

b)   Psicológicas

  • Transmisión intergeneracional
  • Psicopatología no sexual: problemas de somatización (dolor crónico, hipocondría, problemas gastrointestinales...); alteraciones del sueño; alteraciones de la alimentación (bulimia); TEPT; suicidio; adicción a sustancias; personalidad múltiple.
  • Psicopatología sexual: fobias específicas de contenido sexual; trastorno orgásmico, deseo sexual hipoactivo.
  • Mantenimiento de las dificultades emocionales y conductuales iniciales

Referencia bibliográfica

Comeche, M. I., & Vallejo, M. (2012). Manual de Terapia de conducta en la infancia. Madrid: Dykinson-Psicología.