TRASTORNO DE PERSONALIDAD ANTISOCIAL

Criterios diagnósticos (DSM-V)

A.   Patrón dominante de inatención y vulneración de los derechos de los demás, que se produce desde antes de los 15 años de edad, y que se manifiesta por tres (o más) de los siguientes hechos:

1.    Incumplimiento de las normas sociales respecto a los comportamientos legales, que se manifiesta por actuaciones repetidas que son motivo de detención

2.    Engaño, que se manifiesta `por mentiras repetidas, utilización de alias o estafa para provecho o placer personal.

3.    Impulsividad o fracaso para planear con antelación

4.    Irritabilidad y agresividad, que se manifiesta por peleas o agresiones físicas repetidas

5.    Desatención imprudente de la seguridad propia o de los demás

6.    Irresponsabilidad constante, que se manifiesta por la incapacidad repetida de mantener un comportamiento laboral coherente o cumplir con las obligaciones económicas.

7.    Ausencia de remordimiento, que se manifiesta con indiferencia o racionalización del hecho de haber herido, maltratado o robado a alguien.

B.   El individuo tiene como mínimo 18 años

C.   Existen evidencias de la presencia de un trastorno de conducta con inicio antes de los 15 años.

D.   El comportamiento antisocial no se produce exclusivamente en el curso de la esquizofrenia o de un trastorno bipolar.

 

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

  • ·         Con frecuencia carecen de empatía y tienden a ser crueles, cínicos y despectivos con los sentimientos, derechos y sufrimientos de los demás.
  • ·         Pueden tener una concepción de sí mismos elevada y mostrarse arrogantes (p.ej., pensar que el trabajo ordinario no está a su altura, o no tener preocupación realista acerca de sus problemas actuales o de su futuro), y pueden ser excesivamente obstinados, seguros de sí mismos o engreídos.
  • ·         Desprenden un encanto simplista y superficial, con una capacidad verbal voluble y artificiosa (p.ej., el uso de términos o de una jerga que podría impresionar a alguien que no esté familiarizado con el tema).
  • ·         La falta de empatía, la concepción de sí mismo elevada y el encanto superficial son características que han sido frecuentemente incluidas en la definición tradicional de la psicopatía, y pueden ser particularmente distintivas del trastorno y predictivas de la reincidencia criminal en prisión o en el ámbito forense, en donde los actos delictivos o agresivos tienden a ser inespecíficos.
  • ·         Pueden ser irresponsables y explotadores en sus relaciones sexuales y de pareja.
  • ·         Suelen tener antecedentes de muchas parejas sexuales y nunca han mantenido una relación monógama
  • ·         Su irresponsabilidad se extiende a su rol como padres tal como se evidencia por la malnutrición o las afecciones resultantes de la falta de una higiene mínima con sus hijos, por la dependencia y la delegación del cuidado en los vecinos o familiares que no residen en el hogar, por no ocuparse de que haya un cuidador para el niño cuando el individuo está fuera de casa, o por el despilfarro reiterado del dinero que se necesita para las necesidades del hogar.
  • ·         Suelen ser expulsadas de las fuerzas armadas, no ser autosuficientes, se empobrecen o incluso se quedan sin hogar y pasan muchos años en instituciones penitenciarias
  • ·         Tienen mayor tendencia a morir prematuramente por medios violentos que las personas de la población general (p.ej., suicidio, accidentes, homicidios)
  • ·         Pueden experimentar disforia, con quejas de estrés, incapacidad para tolerar el aburrimiento y depresión.
  • ·         Pueden haber desarrollado trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastorno por consumo de sustancias, trastorno por juego, trastorno de somatización y trastorno de control de impulsos.
  • ·         Pueden tener características de personalidad que cumplen con los criterios diagnósticos de otros trastornos de personalidad, sobre todo de la personalidad limite, histriónica y narcisista.
  • ·         La probabilidad de desarrollar el trastorno de personalidad antisocial en la vida adulta se incrementa cuando se inició en la infancia (antes de la edad de 10 años) un trastorno de conducta y un trastorno de déficit de atención comórbidos.
  • ·         El abuso o la negligencia infantil, la paternidad inestable o irregular o la disciplina parental inconsistente aumentan la probabilidad de que el trastorno de conducta se convierta en un trastorno de personalidad antisocial.

Referencia bibliográfica

Association, A. P. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. España: Editorial Médica Panamericana.

 

TRATAMIENTO DEL TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD EN EL CENTRO BEATRIZ