TRASTORNO DE CONDUCTA

 

Criterios diagnósticos (DSM-V)

A.      Un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que no se respetan los derechos básicos de otros, las normas o reglas sociales propicias de la edad, lo que se manifiesta por la presencia en los 12 últimos meses de por lo menos 3 de los 15 criterios siguientes en cualquier de las categorías siguientes, existiendo por lo menos uno en los últimos 6 meses:

Agresión a personas y animales

1.       A menudo acosa, amenaza o intimida a otros

2.       A menudo inicia peleas

3.       Ha usado un arma que puede provocar serios daños a terceros (p.ej. un bastón, un ladrillo, una botella rota, un cuchillo, un arma)

4.       Ha ejercido la crueldad física contra personas

5.       Ha ejercido la crueldad física contra animales

6.       Ha robado enfrentándose a una víctima (p.ej. atraco, robo de un monedero, extorsión, atraco a mano armada)

7.       Ha violado sexualmente a alguien

Destrucción de la propiedad

8.       Ha prendido fuego deliberadamente con la intención de provocar daños graves

9.       Ha destruido deliberadamente la propiedad de alguien (pero no por medio de fuego)

Engaño o robo

10.   Ha invadido la casa, edificio o automóvil de alguien

11.   A menudo miente para obtener objetos o favores, o para evitar obligaciones

12.   Ha robado objetos de cierto valor sin enfrentarse a la víctima (p.ej. hurto en una tienda sin violencia, ni invasión, falsificación)

 Incumplimiento grave de las normas

13.   A menudo sale por la noche a pesar de la prohibición de sus padres, empezando antes de los 13 años

14.   Ha pasado una noche fuera de casa sin permiso mientras vivía con sus padres o en un hogar de acogida, por lo menos 2 veces o una vez si estuvo ausente durante un tiempo prolongado

15.   A menudo falta a la escuela, empezando antes de los 13 años

B.      El trastorno de comportamiento provoca un malestar clínicamente significativo en las áreas de funcionamiento social, académico o laboral

C.      Si la edad del individuo es de 18 años o más, no se cumplen los criterios de trastorno de la personalidad antisocial.

Especificar si:

Tipo de inicio infantil:

  • ·         Los individuos muestran por lo menos un síntoma característico del trastorno de conducta antes de cumplir los 10 años.
  • ·         Suelen ser niños, a menudo muestran agresividad física a los demás, tienen relaciones alteradas con los compañeros.
  • ·         Pueden haber tenido un trastorno negativista desafiante durante la infancia temprana
  • ·         Suelen tener síntomas que cumplen todos los criterios del trastorno de conducta de la pubertad
  • ·         Muchos niños con este subtipo también tienen un trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) concurrente u otros problemas del neurodesarrollo
  • ·         Tienen más probabilidad de un trastorno de conducta que persiste en la edad adulta que los del tipo de inicio adolescente.

Tipo de inicio adolescente: Los individuos no muestran ningún síntoma característico del trastorno de conducta antes de cumplir los 10 años

  • ·         En comparación con los individuos del tipo inicio infantil, es menos probable que muestren comportamientos agresivos y tiendan a tener relaciones más normales con los compañeros (a pesar de que a menudo tienen problemas de conducta en compañía de otras personas).
  • ·         Es menos probable que tengan trastornos de conducta que persista en la edad adulta
  • ·         La proporción de personas con trastorno de conducta de sexo masculino, en comparación con las de sexo femenino, está más equilibrada en el tipo de inicio adolescente que en el tipo de inicio infantil.

Tipo de inicio no especificado: Se cumplen los criterios del trastorno de conducta, pero no existe suficiente información disponible para determinar si la aparición del primer síntoma fue anterior a los 10 años de edad.

Especificar si:

Con emociones prosociales limitadas: Para poder asignar este especificador, el individuo ha de haber presentado por lo menos 2 de las siguientes características de forma persistente durante 12 meses por lo menos, en diversas relaciones y situaciones:

  • ·         Falta de remordimientos o culpabilidad: No se siente mal ni culpable cuando hace algo malo (no cuentan los remordimientos que expresa solamente cuando le sorprenden o ante un castigo). El individuo muestra una falta general de preocupación sobre las consecuencias negativas de sus acciones. Por ejemplo, el individuo no siente remordimientos después de hacer daño a alguien ni se preocupa por las consecuencias de transgredir las reglas.
  • ·         Insensible, carente de empatía: No tiene en cuenta ni le preocupan los sentimientos de los demás. Este individuo se describe como frío e indiferente. La persona parece más preocupada por los efectos de sus actos sobre sí mismo que sobre los demás, incluso cuándo provocan daños apreciables a terceros.
  • ·         Despreocupado por su rendimiento: No muestra preocupación respecto a un rendimiento deficitario o problemático en la escuela, en el trabajo o en otras actividades importantes. El individuo no realiza el esfuerzo necesario para alcanzar un buen rendimiento, incluso cuando las expectativas son claras, y suele culpar a los demás de su rendimiento deficitario.
  • ·         Afecto superficial o deficiente: No expresa sentimientos ni muestra emociones con los demás, salvo de una forma que parece poco sentida, poco sincera o superficial (p.ej. con emociones que contradicen la emoción expresada, o puede “conectar” o “desconectar” las emociones rápidamente) o cuando recurre a expresiones emocionales para obtener beneficios (p. ej. expresa emociones para manipular o intimidar a otros).

Especificar si:

Leve: Existen pocos o ningún problema de conducta aparte de los necesarios para establecer el diagnóstico, y los problemas de conducta provocan un daño relativamente menor a los demás (p. ej. mentiras, absentismo escolar, regresar tarde por la noche sin permiso, incumplir alguna regla)

Moderado: El número de problemas de conducta y el efecto sobre los demás son de gravedad intermedia entre los que se especifican en “leve” y en “grave” (p. ej. robo sin enfrentamiento con la víctima, vandalismo)

Grave: Existen muchos problemas se conducta además de los necesarios para establecer el diagnóstico, o dichos problemas provocan un daño considerable a los demás (p.ej. violación sexual, crueldad física, uso de armas, robo con enfrentamiento, atraco e invasión).