TRASTORNO DE APEGO REACTIVO

 

Criterios diagnósticos (DSM-V)

A.   Patrón constante de comportamiento inhibido, emocionalmente retraído hacia los cuidadores adultos, que se manifiesta por las dos características siguientes:

1.    El niño raramente o muy pocas veces busca consuelo cuando siente malestar.

2.    El niño raramente o muy pocas veces se deja consolar cuando siente malestar.

B.   Alteración social y emocional persistente que se caracteriza por dos o más de los síntomas siguientes:

1.    Reacción social y emocional mínima a los demás

2.    Afecto positivo limitado

3.    Episodios de irritabilidad, tristeza o miedo inexplicado que son evidentes incluso durante las interacciones no amenazadoras con los cuidadores adultos.

C.   El niño ha experimentado un patrón extremo de cuidado insuficiente como se pone de manifiesto por una o más de las características siguientes:

1.    Negligencia o carencia social que se manifiesta por la falta de persistencia de tener cubiertas las necesidades emocionales básicas para disponer de bienestar, estímulo y afecto por parte de los cuidadores adultos.

2.    Cambios repetidos de los cuidadores primarios que reducen la oportunidad de elaborar un apego estable (p.ej., cambios frecuentes de la custodia)

3.    Educación en contextos no habituales que reduce en gran manera la oportunidad de establecer un apego selectivo (p. ej., instituciones con gran número de niños por cuidador)

D.   Se supone que el factor cuidado del Criterio C es el responsable de la alteración del comportamiento del Criterio A (p.ej., las alteraciones del Criterio A comienzan cuando falta el cuidado adecuado del Criterio C).

E.   No se cumplen los criterios para el trastorno del espectro autista

F.    El trastorno es evidente antes de los 5 años

G.   El niño tiene una edad de desarrollo de al menos 9 meses.

Especificar si:

Persistente: El trastorno ha estado presente durante más de 12 meses.

Especificar la gravedad actual:

El trastorno de apego reactivo se especifica como grave cuando el niño tiene todos los síntomas del trastorno, y todos ellos se manifiestan en un grado relativamente elevado.

Características diagnósticas

1.    El trastorno de apego reactivo de la lactancia o la primera infancia se caracteriza por un patrón de conductas de apego notablemente alterado e inadecuado para el desarrollo, en el que el niño raramente recurre a una figura de apego para su comodidad, apoyo, protección o crianza.

2.    La característica esencial es la ausencia de apego o un apego muy poco desarrollado entre el niño y sus presuntos cuidadores adultos. Se piensa que estos niños tienen la capacidad de crear apegos selectivos. Sin embargo, dadas las oportunidades limitadas durante el desarrollo temprano, los niños no muestran manifestaciones de apego selectivo. Es decir, cuando tienen problemas, no muestran intentos coherentes de obtener consuelo, apoyo, cuidado o protección de sus cuidadores. Además, cuando se encuentran en dificultades, estos niños sólo responden mínimamente a los intentos de sus cuidadores de consolarles. Por tanto, el trastorno se caracteriza por la ausencia de búsqueda de consuelo que sería de esperar y por la falta de respuesta a las conductas de consuelo.

3.    Los niños con trastorno de apego reactivo muestran una expresión ausente o disminuida de las emociones positivas durante las interacciones rutinarias con sus cuidadores.

4.    Además de estar comprometida su capacidad de regulación emocional, muestran episodios de emociones negativas de miedo, tristeza o irritabilidad que no se explican fácilmente.

5.    No se debería realizar un diagnóstico de trastorno de apego reactivo en los niños que son incapaces de crear vínculos selectivos en determinadas etapas del desarrollo. Por esta razón, el niño debe tener una edad de desarrollo de por lo menos 9 meses.

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

1.    Debido a su relación etiológica compartida con el abandono social, el trastorno de apego reactivo a menudo concurre con retrasos en el desarrollo, especialmente con retrasos en la cognición y el lenguaje.

2.    Otras características asociadas incluyen estereotípias y otros signos de negligencia grave (p.ej., desnutrición o signos de déficit de atención).

Referencia bibliográfica

Association, A. P. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. España: Editorial Médica Panamericana.

                                      

 

 

¿CÓMO DISTINGUIR ENTRE EL TRASTORNO DE APEGO REACTIVO Y EL TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA?