CENTRO BEATRIZ TF. 630 723090/ 928397062 www.centrobeatriz.es

TRATAMIENTO DEL MUTISMO SELECTIVO EN EL CENTRO BEATRIZ

Tratamiento cognitivo-conductual

Aplicación individual

Problemas básicos a tratar:

La alta ansiedad

La experiencia limitada del menor a hablar con personas ajenas

El apoyo a la comunicación no verbal fomentada por personas de su entorno

Técnicas

Relajación

Exposición graduada

Modificación de conducta

Automodelado

Grabaciones de audio y video

Automodelado Gradual Filmado y Trucado (AGFT)

Reestructuración cognitiva

Coste de fichas

Reforzamiento positivo y negativo

Desensibilización

Desvanecimiento del estímulo

¿QUÉ ES EL MUTISMO SELECTIVO?

 

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad infantil caracterizado por la incapacidad de un niño/a para hablar y comunicarse eficazmente en escenarios sociales específicos, como la escuela. Estos niños son capaces de hablar y comunicarse en entornos donde se sientan cómodos, seguros y relajados.

Más del 90% de los niños con mutismo selectivo también tienen fobia social o ansiedad social, un trastorno bastante debilitante y doloroso para el niño. Los niños y adolescentes con este trastorno tienen verdadero miedo de hablar y de las interacciones sociales donde hay una expectativa de hablar y comunicarse.

No todos los niños manifiestan su ansiedad de la misma manera. Algunos pueden estar completamente mudos en un entorno social, otros pueden ser capaces de hablar con unas pocas personas o quizás susurrar.

Pueden congelarse, ser inexpresivos, sin emociones y estar socialmente aislados. Los niños menos gravemente afectados pueden parecer relajados y despreocupados, y son capaces de socializar con uno o pocos niños, pero son incapaces de hablar y comunicarse efectivamente con los maestros o con la mayoría de compañeros.

Criterios diagnósticos (DSM-V)

A. Fracaso constante para hablar en situaciones sociales específicas en las que existe expectativa por hablar (p.ej., en la escuela) a pesar de hacerlo en otras situaciones.

B.La alteración interfiere en los logros educativos o laborales, o en la comunicación social.

C.La duración de la alteración es como mínimo de un mes (no limitada al primer mes de escuela)

D.El fracaso para hablar no se puede atribuir a la falta de conocimiento o a la comodidad con el lenguaje hablado necesario en la situación social.

E. La alteración no se explica mejor por un trastorno de la comunicación (p.ej., trastorno de fluidez, el tartamudeo, de inicio en la infancia) y no se produce exclusivamente durante el curso de un trastorno del espectro autista, la esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

Características diagnósticas

  • Cuando se encuentran con otros sujetos en las interacciones sociales, no inician el diálogo o no responden recíprocamente cuando hablan con los demás.
  • La falta de discurso se produce en las interacciones sociales con niños y adultos.
  • Hablan en su casa en presencia de sus familiares inmediatos, pero a menudo no hablan ni siquiera ante sus amigos más cercanos o familiares de segundo grado, como abuelos o primos.
  • El trastorno suele estar marcado por una elevada ansiedad social.
  • A menudo se niegan a hablar en la escuela, lo que puede implicar deterioro académico o educativo, ya que a menudo a los maestros les resulta difícil evaluar sus habilidades, como la lectura.
  • La falta de expresión puede interferir en la comunicación social, aunque los niños con este trastorno a veces usan medios no verbales (p.ej., gruñen, señalan, escriben) para comunicarse y pueden estar dispuestos o deseosos de realizar o participar en encuentros sociales cuando no necesitan hablar (p.ej., las partes no verbales de los juegos en el colegio).

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

  • Timidez excesiva
  • Miedo a la humillación social
  • Aislamiento y retraimiento social
  • “Pegarse” a otros
  • Rasgos compulsivos
  • Negativismo
  • Pataletas  
  • Comportamiento controlador o negativista, en especial en casa.
  • Aunque los niños con este trastorno suelen poseer unas habilidades lingüísticas normales, el mutismo puede estar asociado a un trastorno de la comunicación, aunque no se ha identificado ninguna asociación concreta con algún trastorno específico de la comunicación. Incluso cuando este trastorno está asociado, también existe ansiedad.
  • En el ámbito clínico, a los niños con mutismo selectivo también se les diagnostica casi siempre algún trastorno de ansiedad (especialmente fobia social).

Consecuencias funcionales del mutismo selectivo

El mutismo selectivo puede dar lugar a un deterioro social, ya que los niños pueden sentirse demasiado ansiosos al participar en la interacción social recíproca con otros niños. A medida que los niños crecen, pueden enfrentarse a un mayor aislamiento social.

En el ámbito escolar estos niños pueden sufrir deterioro académico, ya que muchas veces no se comunican con los maestros con respecto a sus necesidades académicas o personales.

Es habitual que se produzca un grave deterioro en la escuela y en el funcionamiento social y que, como resultado, sufran las burlas de sus compañeros.

En ciertos casos, el mutismo selectivo puede servir de estrategia compensatoria para disminuir la activación ansiosa en los encuentros sociales.

 

Referencia bibliográfica

 

Association, A. P. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. España: Editorial Médica Panamericana.

 

Mutismo Selectivo: Síntomas, Causas, Diagnóstico y Tratamiento Recuperado el día 12 de enero de 2018 de https://www.lifeder.com/mutismo-selectivo/

 

 

 

 

 

 

INTERVENCIÓN EN EL MUTISMO SELECTIVO