ACTITUDES

    Las preguntas como ¿Estás a favor o en contra de la legalización de las drogas? ¿Crees que se debe limitar la entrada de inmigrantes a nuestro país? ¿Te gusta el chocolate? ¿Cómo te cae mi primo? Aluden a actitudes y lo que tienen en común es que en ellas se pide una evaluación. Se solicita la valoración, desde un punto de vista personal, de algo a alguien.

   Constantemente estamos evaluando diferentes aspectos de nuestro entorno físico y social. Las actitudes son una parte importante de la Psicología humana. Las personas están a favor o en contra de determinadas ideas o conductas, aman u odian a determinados individuos, y les gustan o disgustan ciertas cosas. Pocas veces nos sentimos indiferentes frente al mundo que nos rodea.

   El papel de las actitudes es trascendental en distintos procesos psicológicos que están relacionados con dominios de análisis característicos de la Psicología social: individual, interpersonal, grupal y societal:

1.  La autoestima positiva o negativa, es el resultado de una actitud hacia uno mismo.

2.  Si calificamos a una persona de acuerdo con alguna de sus actitudes, es frecuente que se infiera que tendrá una serie de actitudes relacionadas. Así, al catalogar a una persona de ecologista por su preocupación por el medio ambiente, no sólo inferimos que su actitud hacia el trasporte público o hacia el reciclado de desechos va a ser favorable, sino que es fácil que atribuyamos actitudes en contra de la fabricación de armas o a favor de una globalización capitalista. Esta impresión que nos hemos formado de esa persona influirá, sin duda, en la forma en la que vamos a relacionarnos con ella si tratamos sobre temas medioambientales.

3.  Los prejuicios son también actitudes, en la mayoría de los casos negativas, hacia grupos concretos.

4.  Algunas actitudes hacia principios abstractos, como la igualdad o la justicia, subyacen en los valores y la ideología sobre los que se sustentan las leyes que rigen en una sociedad concreta.

¿QUÉ SON LAS ACTITUDES?

En todas las aproximaciones conceptuales sobre el término actitud, el elemento común en el que coinciden las definiciones recoge siempre su carácter de valoración.

Las actitudes se refieren siempre a un “ente determinado”, lo que técnicamente se denomina el objeto de actitud, que puede ser prácticamente cualquier cosa, ya que todo lo que sea susceptible de ser valorado puede ser objeto de actitud.

Los objetos de actitud pueden ser:

  • Concretos: las amapolas, el Museo del Prado...
  • Abstractos: la libertad, la igualdad...
  • Ideas y opiniones: socialismo, pena de muerte...
  • Personas: el presidente del gobierno...
  • Grupos: homosexuales, heterosexuales, andaluces...

Referencia bibliográfica

Gaviria, E., López, M., & I., C. (2013). Introducción a la psicología social. Madrid: Sanz y Torres.