La adolescencia puede dividirse en tres etapas:

·         Temprana (12-14 años)

·         Media (15-17 años)

·         Tardía (18-20)

Mientras ciertas actitudes, conductas o cambios físicos pueden considerarse hitos del desarrollo en estas edades, existe un amplio espectro acerca de lo que puede considerarse normal en cada edad. Es completamente normal que un adolescente consiga ciertos logros con una edad y otros de forma más tardía que la tendencia general de su edad o su grupo de referencia.