TRASTORNO DE HIPERSOMNIA

 

 

 

Criterios diagnósticos 307.44 (F51.11) (DSM-V)

 

A.   El individuo refiere somnolencia excesiva (hipersomnia) a pesar de haber dormido durante un período principal que dura al menos siete horas, con uno o más de los síntomas siguientes:

 

1.    Períodos recurrentes de sueño o de caerse de sueño en el mismo día.

 

2.    Un episodio principal de sueño prolongado de más de nueve horas diarias que no es reparador (es decir, no descansa)

 

3.    Dificultad para estar totalmente despierto después de un despertar brusco.

 

B.   La hipersomnia se produce al menos tres veces a la semana durante un mínimo de tres meses.

 

C.   La hipersomnia se acompaña de malestar significativo o deterioro en lo cognitivo, social o laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

 

D.   La hipersomnia no se explica mejor por otro trastorno del sueño y no se produce exclusivamente en el curso de un trastorno del sueño (p.ej.: narcolepsia, trastorno de sueño relacionado con la respiración, trastorno del ritmo cardíaco de sueño-vigilia o una parasomnia).

 

E.   La hipersomnia no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p.ej.: droga, medicamento)

 

F.    La coexistencia de trastornos mentales y médicos no explica adecuadamente la presencia predominante de hipersomnia.

 

Especificar si:

 

·         Con trastorno mental, incluidos trastornos por consumo de sustancias

 

·         Con afección médica

 

·         Con otro trastorno del sueño

 

Especificar si:

 

Agudo: Duración inferior a un mes

 

Subagudo: Duración de 1-3 meses

 

Persistente: Duración superior a 3 meses

 

Especificar la gravedad actual:

 

Especificar la gravedad basándose en el grado de dificultad para mantener la alerta durante el día como se pone de manifiesto por la aparición de múltiples accesos de sueño irresistible en un mismo día que se producen, por ejemplo, cuando se está sentado, conduciendo, de visita con amigos o trabajando.

 

·         Leve: Dificultad para mantener la alerta durante el día, 1-2 días/semana.

 

·         Moderado: Dificultad para mantener la alerta durante el día, 3-4 días/semana.

 

·         Grave: Dificultad para mantener la alerta durante el día, 5-7 días/semana.

 

Características asociadas que apoyan el diagnóstico

  • Aunque son frecuentes el sueño no reparador, la conducta automática, las dificultades para despertarse por la mañana y la inercia del sueño en el trastorno de hipersomnia, éstos también se pueden ver en una variedad de trastornos, como la narcolepsia.
  • Aproximadamente un 80% de los sujetos con hipersomnia refiere que su sueño no es reparador, y los mismos tienen dificultades para despertarse por la mañana.
  • La inercia del sueño, aunque es menos frecuente (es decir, que se observa en un 36-50% de los sujetos con trastorno de hipersomnia), es muy específica de la hipersomnia. Las siestas cortas (es decir, de una duración menor de 30 minutos) a menudo no proporcionan descanso.
  • Los sujetos con hipersomnia con frecuencia parecen dormidos y pueden incluso quedarse dormidos en la sala de espera del médico.
  • Un subconjunto de sujetos con trastorno de hipersomnia tiene antecedentes familiares de hipersomnia y síntomas de disfunción del sistema nervioso autónomo, como son dolores de cabeza recurrentes de tipo vascular, reactividad del sistema vascular periférico (fenómeno de Raynaud) y desmayos.

 

 

Factores de riesgo y pronóstico

 

a)    Ambientales

 

La hipersomnia puede incrementarse temporalmente por el estrés psicológico y el consumo de alcohol, pero éstos no se han documentado como factores ambientales precipitantes.

 

Se ha descrito que las infecciones virales han precedido a acompañamiento a la hipersomnia en aproximadamente un 10% de los casos. Las infecciones virales, como la neumonía por VIH, la mononucleosis infecciosa y el síndrome de Guillain-Barré, también pueden evolucionar a una hipersomnia meses después de la infección.

 

La hipersomnia también puede aparecer a los 6-18 meses después de un traumatismo craneal.

 

b)   Genéticos y fisiológicos

 

La hipersomnia puede ser familiar, siendo la herencia autosómica dominante.

 

 

Referencia bibliográfica

 

Association, A. P. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. España: Editorial Médica Panamericana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hipersomnia. Somnolencia diurna excesiva y alteraciones del ritmo circadiano en pediatría