El comportamiento agresivo no puede explicarse apelando a un solo factor. Por un lado, están los factores detonantes de la agresión en un momento determinado, que interactúan con otros factores que predisponen a las personas a comportarse agresivamente. Y a la inversa, la predisposición a agredir necesita un determinante para manifestarse en forma de acción agresiva. Por tanto, en el estudio de la agresión hay que distinguir entre:

a)      Factores de situación:

  • Factores que precipitan la agresión: (a) instigadores sociales, (b) la percepción de injustamente tratado, (c) instigadores no sociales.
  • Factores que intervienen en la inhibición de la agresión

b)      Factores internos del individuo:

c)      Factores de riesgo:

  • Ambiente familiar
  • Las amistades
  • La cultura
  • Los medios de comunicación, (e) factores personales